Direccion General de Bibliotecas
Buscar el sitio  
   
Blog DGB

Inicio / Biblioteca de México  
   
 
Biblioteca de México
Imprimir Imprimir
La Biblioteca de México, se asienta en el inmueble conocido como la Ciudadela, edificio de finales del siglo XVIII, declarado monumento histórico en 1931, porque se ubica en la zona de monumentos del Centro Histórico de la Ciudad de México, y figura en el listado del decreto respectivo, publicado en el Diario Oficial del 11 de abril de 1980.

La Biblioteca de México se inauguró el 27 de noviembre de 1946 por el presidente Manuel Ávila Camacho, quien estuvo acompañado del Lic. Jaime Torres Bodet, Secretario de Educación Pública, y de José Vasconcelos, su primer director, quien ocupó el cargo hasta su muerte en 1959.

La Biblioteca no entró en servicio de inmediato debido a la falta de personal. En marzo de 1947 inicia sus actividades con una Sala General de Lectura y la Sala de Consulta. A la muerte de Vasconcelos, la Doctora María Teresa Chávez Campomanes, pionera de la Biblioteconomía en México, ocupa el cargo hasta 1979; y bajo la tutela de la Dirección de Bibliotecas de la SEP, la Biblioteca de México se reestructura instaurando el servicio de estantería abierta.

En la década de los 80as, la Secretaría de Educación Pública propone crear el Centro Cultural Ciudadela; en ese tiempo la Biblioteca ocupaba la cuarta parte del edificio, que compartía con oficinas de la Secretaría de Gobernación, de la Defensa Nacional y escuelas de la SEP. En 1987 se entrega el edificio de La Ciudadela a la Secretaría de Educación Pública para que el Arquitecto Abraham Zabludovsky, Premio Nacional de Arte, desarrollara el proyecto de remodelación y restauración para albergar a la nueva Biblioteca; Zabludowsky propuso que el inmueble conservara el casco original y que una novedosa estructura de paraguas transparentes de acero y vidrio cubriera los patios, sin que tocara el edificio antiguo, dando como resultado nuevas áreas de lectura y permitiendo a la vez vistas ilimitadas.

La Biblioteca México fue reinaugurada el 21 de noviembre de 1988 por el Presidente Miguel de la Madrid Hurtado, como culminación del Programa Nacional de Bibliotecas Públicas, del recientemente creado Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (CONACULTA), y su director era Jaime García Terrés, quien ocupó el cargo hasta abril de 1996.

En ese mismo año, tomó posesión como Director de la Biblioteca México, el también poeta y escritor, Eduardo Lizalde, quien continúa la labor de desarrollo de este importante recinto como Centro Cultural y de Lectura, introduciendo nuevas tecnologías de la información y modernizando los servicios y la organización documental.

El 20 de noviembre del año 2000, el presidente Ernesto Zedillo develó la placa alusiva al otorgamiento del nombre de Biblioteca de México "José Vasconcelos". En el acto estuvieron presentes su esposa Nilda Patricia Velasco de Zedillo, el Secretario de la SEP, Miguel Limón Rojas, el Presidente de CONACULTA, Rafael Tovar y de Teresa y su director Eduardo Lizalde.
 
En el siglo XXI, la vocación de la Biblioteca de México como espacio destinado a la instalación de bibliotecas personales de prominentes intelectuales de nuestro país, constituye una inmejorable oportunidad para realizar una intervención de su edificio sede, bajo el proyecto denominado “La Ciudadela: ciudad de los libros”. Un recinto destinado a reconocer la encomiable labor de quienes conformaron y abrevaron en sus espléndidas bibliotecas cuya importancia y calidad podrán convocar a nuevos y cada vez más numerosos lectores. Quedaron así instaladas en los años de 2011-2012 las Bibliotecas Personales de José Luis Martínez, Antonio castro Leal, Jaime García Terrés, Alí Chumacero y Carlos Monsiváis.

Este ambicioso proyecto incluye además innovaciones y tecnología del siglo XXI en un edificio del siglo XVIII, así como una atractiva librería, salas de lectura, servicios digitales, sala infantil, área para personas con discapacidad visual, galería para exposiciones y un aprovechamiento integral del espacio en un entorno de gran atractivo arquitectónico.

La nueva intervención arquitectónico corrió a cargo de la Dirección General de Sitios y Monumentos del Patrimonio Cultural, bajo la responsabilidad de los arquitectos Bernardo Gómez-Pimienta y Alejandro Sánchez. La transformación del proyecto cultural y de servicios de la Biblioteca de México “José Vasconcelos”, fueron concebidos con una visión de modernización que considera el uso de las nuevas tecnologías, además de una infraestructura que permite abrir mejores opciones de conservación para los materiales bibliográficos en beneficio de un mayor número de usuarios.

Visite la página de La Biblioteca de México “José Vasconcelos”.

Biblioteca de México